Homenaje a Purita. Camarera incondicional donde las haya. ¡Gracias Purita! Con toda seguridad estás disfrutando con la Santísima Virgen en el Cielo, eres su dama de honor número 1.